¿Cómo ganzuar una cerradura?

¿Cómo ganzuar una cerradura?

¿Cómo ganzuar una cerradura?

Muchos videos y artículos exponen trucos y hablan de cómo ganzuar una cerradura. Viéndolos y leyéndolos, parece cosa muy sencilla; la realidad, es que se requiere de habilidades que no todo el mundo posee.


El ganzuado forma parte de una serie de técnicas conocidas como Lock Picking: consiste en forzar cerraduras sin contar para ello con la llave original, con la ventaja de que hace uso de métodos no destructivos.

Con estos métodos, se utilizan ganzúas
y otras herramientas que
pasan por alto la fuerza bruta, realizándose un trabajo limpio, sin daños o destrozos colaterales que lamentar.

Aun cuando los fabricantes de dispositivos de seguridad afirman haber creado la cerradura más segura del mundo o el candado imposible de violentar, lo cierto es que siempre quedan resquicios en el diseño que son aprovechables.

Cada sistema de cierre posee defectos mecánicos; el Look Picking se basa en el estudio minucioso de estos y en la creación de métodos y trucos que posibilitan forzar mecanismos de seguridad con características similares.

Las técnicas que conforman el Look Picking contemplan el ganzuado y el bumping; ambas son muy sencillas de llevar a cabo y para su consumación a veces precisan solo de herramientas manuales bastante accesibles.

  1. Técnicas para ganzuar una cerradura cilíndrica.

Ganzuar una cerradura quizás haya sido la primera forma no destructiva de acceder al mecanismo interno de estos dispositivos para conseguir forzar su seguridad y así abrirlos, aunque no se tuviera la llave original.


El ganzuado, como técnica, se vale de dos métodos independientes, que son a la vez complementarios; ya que pueden usarse uno a la vez o ambos, en el mismo intento de abrir cualquier cerradura: el lifting y el rastrillado.

El ganzuado es aplicable tanto a las cerraduras de tipo cilíndrico como a las del tipo de Bojas o de gorjas, un tanto diferente en estas últimas. Para ambas clases de dispositivos hay las ganzúas (púas o agujas, como se les llama) apropiadas.

Son muchos quienes se hacen eco de las bondades del ganzuado con herramientas de fabricación casera. Si bien es cierto que pudieran ser efectivas, su manejo no es tan fácil ni tan seguro como lo aparenta.

Ganzuar no es algo que se aprende en un curso a distancia o en folletos de distribución gratuita. Para ser un buen ganzuador hay que tener ciertas cualidades:

  • Conocimiento amplio de la conformación interna de cerraduras y candados.
  • Herramientas apropiadas para el ejercicio de las labores de cerrajero.
  • Buen oído y excelente tacto para el manejo y uso de las ganzúas.
  • Experiencia comprobada en el oficio.


El aparejo básico del ganzuado
es, lógicamente, la ganzúa, de la cual existen tipos muy variados. Pueden estar hechas de aluminio, titanio, acero inoxidable o cualquier otro metal capaz de soportar la no tan apreciable rudeza de la labor.

Junto con la ganzúa (o pick), el Lock Picking obliga al uso de un tensor. Es esta una herramienta metálica, cuya forma más habitual es la de una ‘L’. Al igual que la ganzúa, puede estar confeccionada en acero, aluminio, titanio.

Mientras la ganzúa se usa para ‘colocar’ los pernos dentro del cilindro, la función del tensor es servir de ‘auxiliar’, desde afuera, es provocar tensión de giro en el cilindro en la misma dirección en la que funciona la llave.

Los pasos que deben darse para ganzuar una cerradura de cilindro son:

  1. Introducimos el tensor en la bocallave, en la parte de la ranura opuesta al sitio de ubicación de los pernos.
  2. Con el tensor, tomado con la mano contraria a la que usamos para manipular la ganzúa, ejercemos un poco de presión de giro al cilindro, en dirección contraria al marco de la puerta.
  3. Tomamos la ganzúa con los dedos índice y pulgar y la introducimos en la bocallave.
  4. Cuidadosamente, vamos palpando con la ganzúa para tratar de conocer la ubicación de los pernos y el número de estos. Generalmente, una cerradura cilíndrica cuenta con entre 5 o 6 pernos.
  5. Reconocidos los pernos, con la ganzúa se van colocando uno por uno en la misma línea de corte del cilindro. Se comienza desde el que está ubicado a mayor profundidad.
  6. Cada vez que se ‘coloca’ un perno, sentiremos cierta vibración en los dedos índice y pulgar; la ‘colocación’ también emitirá un clic, que podemos oír si prestamos mucha atención.
  7. Cuando hayamos acoplado todos los pernos en la línea de corte, el cilindro o rotor podrá girar con libertad y al accionar el pestillo de la puerta, esta se abrirá.
  1. Cómo ganzuar una cerradura de gorjas.

Para ganzuar una cerradura de gorjas es necesario conocer su estructura interna. Esta se basa en una serie de láminas, cada una troquelada con una forma distintiva; suele haber entre 6 u 8 láminas dentro de la cerradura.


Cada lámina asume en el interior una posición de acuerdo a su moldeado. Al introducir la llave con la combinación apropiada y realizar el giro, las gorjas se alinean accionando todo el mecanismo, pudiendo abrirse la puerta.

Una herramienta de mucha utilidad cuando se quiere ganzuar una cerradura de gorjas es el Magic Key, sistema basado en un conjunto de pequeñas escobillas metálicas.


El set de Magic Key cuenta con:

  • 1 llave mágica o ganzúa.
  • 1 asa para las llaves.
  • 1 mango para las asas.
  • 1 espiga para alinear las láminas o escobillas palpadoras.

El funcionamiento de Magic Key es bastante simple:

  1. Se introduce la llave mágica o ganzúa en la bocallave de la cerradura.
  2. Una vez dentro, se gira la ganzúa hasta el tope, en la misma dirección de apertura de la cerradura, hasta hacer que las escobillas queden posicionadas debajo de las gorjas.
  3. Se hacen movimientos de balanceo a la Magic Key, empujando las escobillas contra las gorjas.
  4. El movimiento y la presión harán que las escobillas adopten las posiciones que corresponden a la apertura de la cerradura. Cuando esto suceda, la cerradura abrirá sin dificultades.

La magia está en que las escobillas palpadoras ‘imprimen de manera automática’ la forma de la llave, facilitando la apertura.


 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *