Cómo abrir una cerradura redonda

Cómo abrir una cerradura redonda

Cómo abrir una cerradura redonda

 

Quedarte encerrado en tu propia casa sea porque extraviaste las llaves de la puerta, la dejaste en tu oficina, tienda o simplemente ni por asomo recuerdas donde la pusiste; o viéndolo desde otro punto de vista, quizás quedaste encerrado porque se partieron las llaves dentro de la cerradura redonda y no sabes qué hacer, y tampoco conoces de métodos acerca de cómo abrir cerraduras, así que solo te quedas a la espera a que alguien llegue y te rescate del apuro, no es agradable ¿Verdad?

Pero ¿Te gusta estar siempre a la espera? O ¿Eres de los que toman la iniciativa por querer aprender a solucionar sus propios problemas? Pues te comentamos, que el arte de la cerrajería no es fácil, pero sí que tiene uno que otros trucos para salir del paso y poder abrir casi cualquier tipo de cerrajería. ¿Te gustaría aprender? Si la respuesta es un “Sí”, te invitamos a continuar leyendo este artículo, pues te resultará interesante conocer las diversas maneras en que se puede abrir una cerradura, y en este caso, las redondas.

 

“Ahorra tiempo y dinero en llamar a un cerrajero. Aprender a abrir cerraduras podrá sacarte de más de un apuro”

 

Cerraduras redondas

Las cerraduras pueden trabarse, bloquearse o quedársele la llave dentro, en fin, muchas cosas pueden sucederle al mecanismo de seguridad de las cerraduras si no estamos atentos a su cuidado o incluso mantenimiento. Lo que, si es cierto, es que aún siendo el artículo dirigido a las cerraduras redondas o perilla como suelen también llamársele, si logras aprender a abrirla, puedes incluso aplicar los mismos métodos con otras cerraduras de hogar, de hecho, si estás son básicas o antiguas, también podrás abrirlas.

Las cerraduras redondas son las clásicas perillas que casi todos tenemos en nuestras casas, más que todo en las puertas de las habitaciones, pero es bueno aclarar que existen dos tipos de cerraduras redondas, están las que llevan agujero para las llaves y poseen un seguro de presión o por ende, torción en la parte trasera como mecanismo de seguridad; y existen las cerraduras redondas que conllevan un sistema de seguro en la parte trasera más no contiene agujero para la llave pero en casos de emergencias si llega a trancarse la perilla, esta tiene un pequeño agujero. Ambas perillas de este tipo pueden abrirse con los métodos que más adelante conocerás.

Ahora, también existen las cerraduras redondas electrónicas y de doble pasador, si este es tu caso, lo recomendable es que un experto en cerrajería te auxilie y te solucione el problema dado que el grado de complejidad es mayor.

Teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, ¿qué clase de cerradura redonda tienes tú? Una vez identifiques cuál tienes, puedes comenzar a probar cada uno de los métodos para abrir cerraduras. Recuerda que, como todo, tan solo debes de tener un poco de paciencia y agilidad, pues abrir cerraduras puede que requiera de varios intentos.

 

3 métodos que te servirán para abrir cerraduras redondas

¿Preparado? A continuación, siéntete libre de aplicar cada uno de los siguientes métodos, ve probando hasta que veas cuál se puede adaptar mejor a tu caso:

  1. La famosa tarjeta: sí, tal cual como lo hemos visto en las películas, abrir una cerradura con tarjeta no deja de ser el clásico de los clásicos, así que te animamos a probar con este primer método que para nada es invasivo y sirve completamente para abrir cerrojos redondos o de perilla.

     

    Evidentemente olvídate de usar tarjetas bancarias vigentes, ya que puedes romperla en el proceso, más aún porque se requiere agregarle un poco de presión, así que lo mejor es optar por una que contenga el mismo material fino y resistente, de hecho, una tarjeta telefónica o de esas de regalo que son de plástico duro pueden servirte.

     

    Lo que tendrás que hacer es, ubicar la tarjeta a la altura de la perilla e introducirla entre el marco de la puerta y donde se encuentra el pestillo. Una vez hecho ese paso, debes realizar movimientos hacia arriba y hacia abajo hasta quedar por un costado del pestillo y después presionarlo hacia dentro para que este se introduzca en la puerta y así puedas abrirla.

     

  2. Abre una perilla de agujero pequeño: para esta clase de cerraduras redondas puedes optar por el método de la llave Allen y, ¿qué es esto? Pues bien, debes tener a la mano un par de llaves Allen, estás podrás encontrarlas en las cerrajerías. Lo que harás es tomar una llave Allen e introducirla a través el ojo pequeño de la perrilla, esta tiene una forma de “L” así debes meter la parte más larga.

     

    Te darás cuenta de que ha calzado en la cerradura cuando sientas el sonido de un “clic” y posteriormente debes girarla en sentido contrario a las agujas del reloj y después al sentido en que abre la cerradura. Estos pasos deberían bastar para que puedas abrir la puerta. ¿Por qué resulta tan fácil abrirlas? Por la misma razón de que fueron fabricadas con la finalidad de que pudieran abrirse en caso de alguna emergencia.

     

  3. Usa un cuchillo: no tiene que ser uno innovador o novedoso, puede servir cualquier tipo de cuchillo de cocina, pero eso sí, que sea de punta fina. Para este método el ojo de la cerradura redonda tiene que ser un poco ancho y que, a su vez, solo posea un eslabón de seguridad para que pueda abrirse satisfactoriamente.

     

    Bien, ¡Manos a la obra! Con mucho cuidado y sin ejercer tanta presión, puesto que podrías dañar la cerradura, ubica el cuchillo en la muesca para llave e introdúcelo ahí mismo; después, debes girar el cuchillo tal cual como si se tratase de una llave común y corriente, esto va a permitir empujar las agujas para que se alineen. Si haces correctamente estos sencillos pasos, la cerradura va a ceder y se abrirá.

Como puedes apreciar, son métodos sencillos que pueden sacarte de un apuro, por lo que es bueno tener en casa herramientas que puedan facilitarte el trabajo de abrir cerraduras redondas en caso de que la puerta se quede trabada y no tengas oportunidad para esperar a un cerrajero profesional.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *