Cómo abrir una cerradura redonda

Cómo abrir una cerradura redonda

Cómo abrir una cerradura redonda 

Cuando hablamos de cerraduras redondas a nuestra mente viene una imagen de alguna de ellas instaladas en una de las habitaciones de la casa, y es que su uso es destinado principalmente para las puertas interiores.

 

Sí, hablamos de esas cerraduras, que algunos tenemos en dormitorios, a las que muchos insertamos objetos para intentar abrir cada vez que se nos quedaba cerrada. Pero si no sabes de eso, no te preocupes porque estamos aquí para decirte que si se te ha cerrado tu puerta y tienes una cerradura redonda, tenemos algunas técnicas que te mostrarán cómo abrir una cerradura redonda.

Conoce más sobre las cerraduras redondas
 

Estas cerraduras suelen ser de dos tipos, con llave o con un botón central que al presionarlo activa los seguros. Verifica cuál de los modelos está generando la molestia.       

 
 

Si el problema es un atasco, puede deberse a muchos factores: falta de lubricación, la cerradura está vieja u oxidada o un desnivel entre la cerradura y el marco de la puerta, solo por mencionar algunos.

 
 

Entonces, lo importante es que existen métodos que puedes aprender para solucionar inconvenientes de este tipo. Pero toma en cuenta el hecho de que es probable que tengas que cambiar la cerradura, en caso de que la fuerces demasiado.

Técnicas que se pueden aplicar en una cerradura redonda

Algunas de las técnicas que pueden aplicarse para abrir una cerradura redonda consisten en utilizar tarjetas plásticas y destornilladores. Así que tenlos a la mano y sigue las indicaciones.


Tarjeta de crédito

Uno de los métodos más conocidas es el de la tarjeta de crédito. Aunque solo se puede aplicar en aquellas cerraduras cuyo seguro no esté pasado, se puede realizar en caso de que esté trabada o algo parecido.

 
 

También, si no quieres dañar tu tarjeta de crédito puedes usar un pedazo de plástico duro o una radiografía.

 
 

  1. Para comenzar la maniobra, debes introducir el material de tu elección por la ranura que se encuentra entre la puerta y el marco, desde la parte superior y deslizando hacia abajo hasta llegar a la altura de la cerradura.

 
 

  1. Una vez te encuentres allí, con el plástico busca hacer contacto con el resbalón que queda incrustado desde la cerradura hasta el marco. La idea es que puedas tocarlo para que lo empujes a su sitio de origen, la cerradura.

 
 

  1. En este paso debes ser lo más ágil que puedas, ya que necesitarás hacer dos movimientos a la vez, el de mantener el resbalón retenido y el de girar el pomo de la cerradura, como si fueras a abrirla.

 
 

  1. Al mismo tiempo, empuja la puerta con tu cuerpo. La táctica está en hacerlo todo de forma sincronizada y rápido. Y, de esta manera, conseguirás abrir la puerta.

 
 

Puedes hacer los intentos que sean necesarios, no te frustres si no te sale al primer momento.

Destornillador ultrafino

Los destornilladores son un clásico para abrir una cerradura redonda, la cuestión está en localizar el destornillador con tamaño adecuado que entre sin problemas en el ojo de la cerradura. No olvides considerar siempre las dimensiones de la cerradura.

 
 

En caso de que no encuentres uno, puedes optar por un gancho de cabello fuerte o un clip de papelería, estos pueden funcionar a la perfección y son herramientas que están a la mano, ideales para las cerraduras redondas con un agujero en el centro.

 
 

Si usas uno de estos instrumentos caseros, solo estíralos hasta que queden planos, aunque dobles, preferiblemente.

 
 

  1. Para ejecutar la apertura solo debes meter el objeto por el agujero, hasta el final, para luego comenzar un mecanismo de torsión y force, prestando atención en todo momento a los sonidos que provienen del interior.

 
 

  1. En cuestión de minutos serás capaz de escuchar el chasquido propio del desbloqueo de seguros, seguirás los movimientos pero, con giros hacia el lado izquierdo, con el propósito de seguir un buen procedimiento.

 
 

  1. Hecho esto, cambiarás la dirección, haciéndolo hacia la derecha, esto permitirá que la cerradura abra totalmente.

 
 

 
 

Como ya te habíamos dicho antes, es una tarea sencilla, solo debes contar con tiempo y un entrenamiento que puedes adquirir con unos cuantos intentos en ese mismo momento.

Llave bumping

Las llaves bumping son capaces de abrir casi cualquier cerradura, y las de modelo redondo no son la excepción.

 
 

  1. Introduces la llave por la ranura central de la cerradura. Recuerda que solo es para cerraduras que usen llaves.

     

  2. Una vez dentro, con ayuda de un martillo, aplicas un golpe en la llave, para que  encaje entre los pines interiores.

 
 

  1. Luego, giras hacia la izquierda, a  modo de prueba, para proceder a hacerlo hacia la derecha, al mismo tiempo que giras la manija de la cerradura. Repítelo hasta que consigas abrir la puerta.

     

En ocasiones, se aplica un pequeño empujón a la puerta, para que los sistemas internos de la cerradura se estremezcan y ayude a la apertura. ¡Prueba si lo crees necesario!

Retira el pomo

En caso de que sea un desenlace dramático y necesites acceder con urgencia a ese espacio en particular, puedes considerar retirar el pomo de la puerta. Será fácil debido a que algunos pomos solo se sostienen con un par de tornillos que están a la vista.

 
 

  1. Destornilla usando la herramienta para tal fin. Remueve todo lo que encuentres en el camino.

 
 

Es recomendable turnarse entre tornillo y tornillo, para hacer la tarea más llevadera y no sentir frustración.

 

  1. Si sientes que el trabajo ya está listo, puedes halar el pomo hacia ti, aplicando fuerza bruta.

 
 

Un detalle importante es que en algunos casos los tornillos se encuentran por debajo de las chapas que conforman el pomo de la cerradura.

 

  1. De ser así, entonces tienes que remover antes esta pieza, para acceder  a los tornillos.

Recomendación

  • No recomendamos usar objetos que sean débiles, y puedan romperse en el interior de la cerradura. Una herramienta de madera, por ejemplo, no es la más adecuada.

 
 

  • Toma precauciones para el futuro. Y mantén a la mano las herramientas que puedas necesitar.

 

  • Aplica estas tecnicas únicamente para abrir puertas de tu propiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *