Cómo abrir una cerradura que no gira

Cómo abrir una cerradura que no gira

Cómo abrir una cerradura que no gira

Las cerraduras son sistemas mecánicos eficientes, nos mantienen asegurados, resguardan nuestro hogar, en fin son uno de los mejores inventos de la humanidad. Pero a veces tiene sus fallas aunque debido a diferentes causas, como el trato que reciben, el paso del tiempo, etc.

Todos esos factores ocasionan problemas que pueden traducirse en cerraduras oxidadas, trabadas, pomos rotos o como en este caso; una cerradura que no gira. Y una vez que eso ocurre, ¿qué hacemos, cambiarla o repararla?

La mayoría opta por cambiarla tras romperla, porque ¿cómo abrir una cerradura que no gira sin romperla? nosotros estamos aquí para decirte que sí se puede y darte las técnicas para hacerlo..

¿Qué podemos hacer en estos casos?

Antes de utilizar cualquier técnica, estrategia o método para abrir una cerradura que no gira primero debemos identificar con exactitud qué es lo que está ocurriendo.

Entendemos que se trata de una cerradura que no gira pero la razón puede deberse a diferentes causas. Por lo general, este tipo de inconvenientes ocurre debido a algunas situaciones que se presentan de manera frecuente como:

  • Oxidación en el cilindro.
  • Hay una llave insertada en la parte interior de la cerradura.
  • La llave se partió dentro de la cerradura.
  • Algo se rompió en el interior y está trabando el mecanismo.

Entendiendo esto, no queda más que comenzar a aplicar los metodos para abrir la cerradura considerando que mientras sigamos los pasos de la manera indicada, es más probable que los resultados sean optimos.

Utiliza herramientas que están al alcance de la mano

Si se trata de que el mecanismo no gira porque se quedó una llave o un trozo de llave dentro, Inicia buscando en casa las herramientas que tengas a tu disposición. No importa que no sean herramientas reales, como los ganchos para el pelo; podrías sorprenderte con lo que puedes lograr con ellos, destornilladores, martillo y lubricante para la cerradura.

  • Introduce el gancho por el lado donde no se encuentre la llave atorada, con mucha fuerza empuja. El objetivo es sacar la llave que se encuentra en la cerradura. Tienes que realizar el procedimiento varias veces.

 

  • Si el método del gancho no te funciona, procede a insertar, por el mismo orificio de la técnica anterior, otra llave para que realices el mismo procedimiento del gancho. Impulsa con mucha fuerza la llave para que la que se encuentra dentro atascada pueda salir.

Si nada te ha funcionado, procede a lubricar el gancho, la cerradura y la llave con aceite con el fin de que salga la llave atascada.

Si la cerradura no gira por oxidación

Una de las causas que normalmente evita que una cerradura gire es la oxidación del mecanismo interno. Ocurre principalmente con las cerraduras de puertas que se usan muy poco, como es el caso de las cerraduras de puertas de depósitos o de casas de campo.

En este caso lo que debemos hacer es lubricar la cerradura. Si el grado de oxidación es mínimo podemos lubricarla aplicando polvo de grafito; que es uno de los lubricantes ideales para cerraduras. El polvo de grafito podemos obtenerlos en tiendas especializadas o a través de internet. Hay otra manera de obtener polvo de grafito y esta es extrayendolo del interior de un lápiz de grafito.

Si cuentas con el lubricante, solo necesitas aplicarlo por el ojo de la cerradura de manera generosa, pues la intención es que el polvo lubrique todo el mecanismo interno y permita que la cerradura gire. Para completar el procedimiento se debe insertar la llave y hacer los movimientos para abrir y cerrar la cerradura.

Otras formas de abrir una cerradura que no gira

Otras razones por las que una cerradura puede no girar es porque estamos usando la llave incorrecta. Y puede parecer una tontería pero muchas veces las ocupaciones del día ocupan nuestra cabeza. Así que asegurate de que la llave sea la correcta, de que tengas el llavero asecuado en mano y de no ser así enpieza a probar con estas técnicas complementarias.

Si la cerradura no gira por congelamiento

Esto es algo normal en epocas de frío o invierno. Las cerraduras expuestas al exterior se congelan por las bajas temperaturas y cuando queremos girar, no funcionan. Es aquí donde debemos ser precavidos porque no podemos forzarla, lo ideal es aplicar un descongelante para abrirla con el minimo de riesgo de romper la llave.

Si la cerradura no gira porque se rompió algo por dentro

En estos casos donde ya hemos intentado todo y nada funciona, intuitivamente nos corresponde pensar que algo está fallando en el interior así que debemos desarmar la cerradura. Obviamente esto funciona solo para algunos tipos de cerraduras, como las de pomo, que son fáciles de desarmar.

Aunque lo que necesitamos es observar el interior, no desarmar todo, y eso con quitar el pomo y la tapa se puede lograr. Esto porque a veces los niños, por curiosidad, insertan objetos en la cerradura que terminan en el mecanismo interno y causa trabas. Otras por la lisma acumulacion de polvo y suciedad.

Así que una vez desarmada la cerradura, limpiamos con un cepillito todo lo que se pueda del mecanismo interno y le aplicamos un lubricante para cerraduras; el que explicamos en el subtítulo “si la cerradura no gira por oxidación” funciona muy bien.

Recomendaciones

  • Si tu cerradura no gira, no apliques fuerza para conseguir que lo haga, porque esto puede partir la llave y con eso solo añades un problema más. Mejor saca la llave y aplica las técnicas que recomendamos en este artículo.
  • Realiza mantenimiento a tu cerradura en un determinado tiempo, así podrás prevenir cualquier inconveniente.
  • Utiliza lubricante en seco. Son los más convenientes para cerraduras porque no retienen polvo, por lo que no se solidifican.
  • Sé mas constante en el mantenimiento de las cerraduras que reciben poco uso. Es decir, si lubricas semestralmente el resto de las cerraduras, hazlo trimestral con las de poco uso.
  • No olvides que en todo momento puedes llamar a un profesional de la cerrajería, si tienes problemas con cerraduras, no dudes en consultarles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *