¿Cómo abrir una cerradura de un cajón sin llave?

¿Cómo abrir una cerradura de un cajón sin llave?

¿Cómo abrir una cerradura de un cajón sin llave?

 

¿En qué se diferencia la cerradura de un cajón de las que solemos instalar en las puertas de nuestro hogar, oficina o taller? El tamaño es uno de los más resaltantes contrastes entre una y otra.


Las cerraduras de cajón son artilugios de seguridad bastante sencillos; aunque su sencillez y su tamaño no les impiden ser capaces de proveer una relativa, y a veces hasta una máxima, protección a los muebles en los que suelen usarse.

En los cajones de oficina, por ejemplo, se usan comúnmente cerraduras de bombín, cuyo mecanismo funciona en base a la combinación de un juego de pines; al igual que las de las puertas, se abren con llaves de sierra o de serreta.

La forma más habitual de las cerraduras de cajón es la de un tambor de forma cilíndrica, que puede ser roscado o liso. La longitud de este tambor varía en función del grosor de las paredes de la pieza en donde se halla instalado.

Para el montaje de estas cerraduras, se abre un agujero a la medida en la pared del mueble; en la parte interior se coloca un reborde, pestaña o saliente en donde quedará trabado el pestillo una vez que se haya asegurado la cerradura.

Cajas de seguridad en terminales de trenes y autobuses, casilleros en centros de diversión acuática, armarios en diferentes ambientes y muchos artefactos más, se valen de este tipo de cerraduras para el resguardo de nuestros bienes.

¿Cómo abrir una cerradura de un cajón sin llave?

Se nos presenta la necesidad de abrir una cerradura de cajón, de la cual hemos perdido la llave. Un cerrajero profesional no tendrá ningún problema en hacerlo por nosotros, valiéndose de su experiencia y de sus herramientas.


Queremos conservar la cerradura
y así se lo hacemos saber al técnico que hemos contratado. Nos replica que no hay de qué preocuparse en ese sentido. Él podrá abrir la cerradura sin causar daños de ninguna especie.

Para su trabajo utilizará una pistola eléctrica o EPG, capaz de abrir una cerradura cilíndrica en solo segundos. Se trata de Kronos, considerada la reina de las herramientas en el campo de la cerrajería y la apertura de cerraduras.


Kronos pertenece a una serie de herramientas EPGs (EPG: electric blocking gun), inicialmente creada para el uso por parte de las fuerzas policiales y de seguridad de los Estados Unidos de América.

Kronos es una EPG de uso bastante simple; una de sus ventajas es que precisa de poca práctica o entrenamiento; aun en las manos más inexpertas, es posible su manipulación sin causar daños a las cerraduras o a la estructura de la puerta.

Nuestro amigo cerrajero comienza su labor:

  1. Apresta su herramienta de trabajo; en este caso, la pistola eléctrica Kronos. Se asegura de que la batería de la pistola esté cargada.
  2. Instala la aguja o ganzúa adecuada a la cerradura del problema atornillándola firmemente con una llave Allen. Se cerciora de que ha quedado sólidamente sujeta en la ranura del cabezal.
  3. Introduce la llave de tensión en la bocallave de la cerradura, una pequeña lámina metálica alargada con forma de Z; con ella hace una ligera presión de giro al cilindro, en el mismo sentido en que corren las agujas del reloj.


  1. La llave de tensión siempre debe introducirse en la ranura del cilindro antes que la aguja de la pistola, nos dice. Se coloca en el lado opuesto al de los pines.
  2. Ahora introduce la ganzúa y presiona el botón de encendido de la pistola unas dos o tres veces, sin dejar de hacer fuerza de giro al cilindro con la llave de tensión.
  3. Fueron solo segundos desde que presionó el botón de funcionamiento de la pistola. El cilindro giró sin ninguna dificultad
    y pudimos levantar la tapa del cajón sin que hubiera ocurrido nada anormal, sin destrozos ni accidentes.

Al considerar que abrir una cerradura de cajón sin llaves es más fácil que forzar una cerradura de una puerta de entrada, por ejemplo, es algo que pudiera no ser tan cierto.

Hay cerraduras de puertas muy fáciles de abrir, en tanto que hay algunas de cajón que muestran mayor resistencia. Todo depende de la marca y del modelo de una y de otra.

Muy conversador, el cerrajero nos da detalles de qué es lo que sucede en la cerradura al introducir la llave de tensión y luego accionar la herramienta Kronos.

  1. Nos dice que dentro de la cerradura hay un sistema de muelles, pernos y contrapernos y que de lo que se trata es de ‘colocar’ los pines o pernos que provocan el bloqueo de la cerradura.


  1. Los pernos, presionados por los contrapernos y los muelles, impiden el libre movimiento del cilindro, por lo que hay que formarlos (o ‘colocarlos’) a ras de la línea de corte del cilindro.


  1. Una vez que los pernos de han alineado, el sistema se libera y es posible girar el cilindro, lo que también permite abrir la cerradura.


  1. Independientemente de la técnica que se use, lo esencial es lograr que los pernos despejen el camino para que el cilindro pueda girar con libertad.
  2. La función de la pistola eléctrica Kronos es, mediante la aguja o ganzúa, golpear los pernos con impulsos rápidos y descolocarlos dentro del cilindro.
  3. La presión
    ejercida por la llave de tensión
    hace el resto del trabajo al impedir que los pernos retomen su posición.

Nos comentaba el técnico cerrajero que, además de la pistola eléctrica Kronos, es posible encontrar en Internet, o en una tienda física de cerrajería, herramientas como la pistola manual de ganzuado Brockhage.

En cuanto a rapidez o eficacia, la pistola manual no puede compararse con la eléctrica; no obstante, tiene la ventaja de que no requiere de baterías que haya que cargar, lo que la hace ideal e indispensable en ciertas circunstancias.


Siempre se ha dicho que al tener la herramienta adecuada, ya la mitad del trabajo está hecho; pero ganzuar una cerradura de cajón con una Kronos o una Brockhage, puede afirmarse que el trabajo está realizado en un 90%.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *