¿Cómo abrir una cerradura de sobreponer?

¿Cómo abrir una cerradura de sobreponer?

¿Cómo abrir una cerradura de sobreponer?

Usted puede poner en práctica cualquiera de los trucos que exponen en Internet para abrir una cerradura. Lo más
seguro es que termine sin ningún resultado positivo; pero sí muy cansado, frustrado y estresado.

No es que una cerradura
no se pueda abrir sin la llave; es que, sencillamente, o no lo está haciendo de la forma correcta o no está usando las herramientas apropiadas.

No todos tenemos los saberes y las habilidades que se necesitan para desempeñarse en estas labores; no todos podemos ser cerrajeros, por lo que, en este caso, tenemos que dejar hacer a quien realmente lo sabe hacer.

Si nos encontramos en una situación en la que no podemos abrir una cerradura, esta puede estar enmarcada en 2 situaciones posibles:

  1. No tenemos las llaves de la cerradura: de algún modo las hemos perdido o las hemos dejado olvidadas en algún sitio.
  2. La cerradura falla por diversas razones y no es posible abrirla, aun cuando tenemos las llaves en nuestras manos.

Esto nos lleva a otros 2 contextos en los que el procedimiento para abrir la cerradura difiere enormemente:

  1. La puerta la hemos asegurado con el bulón de la cerradura.
  2. La puerta solo se ha cerrado con el resbalón y las llaves han quedado dentro del recinto.

Analicemos 3 situaciones y busquemos la forma de solucionar estos problemas, por si algún día llegaran a presentársenos:

  1. No tenemos las llaves de la cerradura y la puerta se ha asegurado con el bulón.
  2. No tenemos las llaves de la cerradura y esta solo se cerró con el resbalón.
  3. Tenemos las llaves de la cerradura, pero por alguna desconocida razón no entran o no hacen girar el cilindro.
  1. Abrir una cerradura de sobreponer asegurada con el bulón.

Alguien pudiera pensar que es una labor muy difícil de llevar a cabo. No obstante, hay herramientas que permiten a cualquier persona, aun sin conocimientos de cerrajería, abrir cualquier cerradura fácil y rápidamente.

Se puede utilizar LockForce, una herramienta de uso universal con la que es posible romper y sacar el cilindro de cualquier cerradura de perfil europeo. Es básicamente una combinación de extractor de cilindros y tubo de craqueo.

  1. Pasos para usar LockForce.
  • Si el cilindro de la cerradura es de los que sobresalen, solo hay manipular el LockForce como si estuviésemos usando un tubo de craqueo.
  • Encajamos el cilindro en la cabeza del LockForce y hacemos fuerza, agitando la herramienta hasta lograr partirlo.
  • Cuando el cilindro es de los que quedan al ras, armamos la herramienta de extracción e insertamos en la bocallave un tornillo tensor VIPER, de diámetro adecuado a la abertura del cilindro.
  • Una vez que hemos introducido el tornillo en la bocallave, colocamos la cabeza del tornillo en la punta del LockForce.
  • Con una llave inglesa, atornillamos en el sentido de las agujas del reloj la turca en la parte posterior del LockForce. Con esto hacemos tracción y desplazamos el cilindro fuera del tambor de la cerradura.
  • Cuando el cilindro esté lo suficientemente sujeto por el LockForce, procedemos a romperlo.
  • Después de sacar el cilindro, usamos la llave universal de construcción para abrir la puerta retrayendo el resbalón hacia el interior de la cerradura.

En el mercado de cerrajería puede adquirirse un kit de LockForce
compuesto por los siguientes accesorios:

  • 1 LockForce, con inserto de cilindro europeo.
  • 1 accesorio de tracción para cilindro redondo, de diámetro de 32 mm.
  • 1 anillo de extracción de cilindro de perfil europeo.
  • 1 llave Allen de 5 mm.
  • 1 llave de universal o de construcción, corta.
  • 1 llave Torx T20 T.
  • 1 llave combinada SW 19 mm.
  • 10 tornillos tirafondo VIPER 4.2 mm.
  • 10 tornillos tirafondo VIPER 4.8 mm.
  • 2 bits de calidad SIT20.
  • 1 maletín de transporte
  1. Abrir una cerradura de sobreponer cerrada solo con el resbalón.

Cuando la puerta solo está asegurada con el resbalón, podemos abrirla sin necesidad de causar daños a la estructura de estas. Hay herramientas sencillas, pero muy efectivas, que permiten realizar esta tarea en poco tiempo.

Existen, por ejemplo, las tarjetas de apertura, fabricadas en plástico especial; son muy adecuadas a la empresa de abrir cerraduras con la seguridad de que al final estas se conservaran enteras y funcionales.

En muy pocos pasos es posible lograr el objetivo:

  • Apoyando nuestro cuerpo sobre la puerta y empujando un poco, introducimos la tarjeta entre el costado de la puerta y el marco, a cierta distancia por encima del pestillo o resbalón.
  • Deslizamos la tarjeta hacia abajo, junto al pestillo, manteniéndola en un ángulo de 90° con respecto a la puerta.
  • Luego que hayamos llegado al pestillo, empujamos la tarjeta con fuerza.
  • Realizando movimientos de vaivén, intentamos colocar la tarjeta plástica entre el cerradero y el pestillo, evitando así que este trabe la puerta.
  • Logrado este objetivo, solo queda abrir la puerta con un empujón.
  1. Cómo abrir la cerradura si la llave no entra o no gira el cilindro.

Si la llave no entra en la cerradura o no puede hacer girar el cilindro, hay 2 opciones para elegir:

  1. Desarmar la cerradura, si ello es posible.

Al desarmar la cerradura, podemos encontrarnos con que:

  • La llave no entra porque se ha atascado sucio en el cilindro
    o tiene un trozo de llave dentro.
  • Puede pasar también que la llave esté defectuosa o desgastada por el uso; es conveniente revisarla antes de desarmar la cerradura.
  • Algunos tornillos se han aflojado y el pestillo se ha desalineado.
  • Las bisagras de la puerta se han aflojado, lo que impide al pestillo moverse con libertad.
  • El cilindro no gira debido a la acumulación de polvo y suciedad en su interior.
  1. Atacarla con herramientas eléctricas como taladro, amoladora o fresadora.
  • Esta opción nos permitirá abrir la cerradura; pero téngase en cuenta que también la dejará inservible. Representa el último recurso, para cuando ya no queda otro remedio.

Las soluciones son evidentes. En todo caso, el conocimiento y la experiencia de un buen cerrajero le permitirán tomar la decisión correcta.

 

 


 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *