¿Cómo abrir una cerradura de recámara?

¿Cómo abrir una cerradura de recámara?

¿Cómo abrir una cerradura de recámara?

Si entendemos por recámara una alcoba o dormitorio, tendríamos que consentir en que las cerraduras que protegen las puertas de este tipo de estancias, generalmente son dispositivos sencillos y fáciles de abrir.

Algunas de estas cerraduras disponen de un cilindro de seguridad en el exterior
y de un botón en el pomo interior que sirve de pulsador de bloqueo e impide que desde fuera se pueda abrir si no se introduce la llave correcta.

Se consideran cerraduras de media vuelta, puesto que basta solo eso, girar el pomo un poco para ver la puerta abierta de par en par. A diferencia de otras cerraduras, las de recámara carecen de un segundo pestillo de seguridad.

Aun cuando en ocasiones son usadas en puertas de baño, el destino de estas cerraduras suele ser puertas de recámaras y diferentes estancias que requieren de privacidad y algo de seguridad, tales como oficinas y ambientes similares.

Los modelos de cerradura más usados en las recámaras corresponden a los de pomo cilíndrico; que pueden ser tipo bola, tulipa o galleta, elaboradas en materiales como latón pulido, níquel satinado, acero o cualquier otro metal.

¿Cómo abrir una cerradura de recámara en caso de cerrarse la puerta?

La sencillez de este tipo de dispositivos permite que cualquier persona, con la herramienta adecuada y un poco de paciencia, pueda abrir la cerradura de la recámara de la cual, por una de múltiples razones, no se posee de la llave.

Sabemos que abrir estas cerraduras cuando no tienen puesto el seguro es algo muy simple: solo hay que hacer girar el pomo en el sentido contrario a las agujas del reloj; aunque hay cerraduras que admiten abrir con giros hacia ambos lados.

  1. Abrir la cerradura de la recámara con un deslizador de pestillo TFG.

Si llega a ocurrirnos que se nos cierra la puerta de la recámara y las llaves han quedado dentro del dormitorio, podemos emprender la tarea de forzar la cerradura sin ocasionarle ningún daño.

Solo tenemos que valernos de una herramienta bastante simple en su concepción, pero extremadamente útil en su labor: se trata del novedoso y práctico deslizador del pestillo de la puerta TFG.

¿Cómo funciona este deslizador TFG?

A ver: paso a paso, para hacer resaltar la simplicidad del proceso de abrir una puerta con el deslizador.

  1. El primer paso es introducir el deslizador entre la hoja de la puerta y el marco, por sobre el pestillo y a cierta distancia de este; esto es posible gracias a la gran flexibilidad y a la forma de los deslizadores de pestillo.
  2. Una vez que hemos logrado introducir el deslizador, lo corremos desde arriba hasta el pestillo, colocándolo entre este y el cerradero o recibidor que lo aloja.
  3. En caso de ser necesario y para facilitar la faena, puede rociarse el TFG con un poco de lubricante en aerosol.
  4. A base de movimientos firmes, con el deslizador forzamos el pestillo a correrse hacia atrás, hacia el interior de la cerradura, hasta lograr que al empujar la puerta, esta se abra. Todo sin haber causado ningún daño.

Los deslizadores de pestillo de la puerta constituyen una genial mezcla entre tarjetas plásticas de apertura y espátulas de pestillo de puerta, herramientas estas que también permiten aperturas sin daños colaterales.

Los deslizadores de pestillo son láminas que gozan de una altísima flexibilidad y están diseñadas de tal manera que su forma se adapta al rebaje de la puerta. Son placas extremadamente delgadas.

Su concepción metálica sin bordes afilados asegura la integridad tanto de la puerta como del marco de la misma. Además, garantiza minimizar las posibilidades de riesgos en quien los manipula.

El deslizador de pestillo de puerta se presenta en 5 medidas: 15, 20, 25, 30 y 35 mm. Puede adquirirse un TFG sencillo o comprarse en sets que van desde 2 piezas hasta una combinación de 5 unidades de medida diferente cada una.

  1. Abrir la cerradura de recámara con tarjetas plegables.

Si forzar una cerradura de recámara con el deslizador de pestillo TFG resulta un proceso bastante rápido y sencillo, las tarjetas plásticas plegables ofrecen cualidades similares en cuanto a rapidez y eficacia en la apertura de puertas.

No importa si la puerta es de rebaje simple o doble; las tarjetas plegables de apertura han sido pensadas para dar respuesta efectiva en cualquiera de ambos casos.

Es bien sabido que las puertas de doble rebaje resultan ser problemáticas para quien pretende forzarlas debido, entre otras cosas: a la rigidez del pestillo, espacio de la puerta muy pequeño, pestillo roto.

Las tarjetas plegables se usan de la misma manera como lo haríamos con los deslizadores de pestillo TFG, introduciéndolas entre el marco y el canto de la puerta y manipulándolas hasta retraer el pestillo de la cerradura.

La tecnología con la que están concebidas las tarjetas plegables las hacen muy útiles en escenarios de mucha dificultad. Puertas protectoras contra incendio, con pestillos colocados muy atrás, no se les resisten a las tarjetas plegables.

En situaciones en las que haya que forzar cerraduras en puertas de doble rebaje, se recomienda el uso de la palanca de la puerta o del esparcidor de puerta “Hércules”, para agilizar y facilitar la tarea al levantarlas.

Al hacer la compra
de las tarjetas plásticas plegables de apertura de cerraduras se recibirá un par de ellas en dos espesores:

  • Una tarjeta plegable de 0,35 mm, con mango blanco incorporado.
  • Una tarjeta plegable de 0,50 mm, también con mango incorporado, pero este de color negro.

Ambas tarjetas plegables pueden ser adquiridas sin el asa y ser usadas como recambio. El plástico especial con el que han sido confeccionadas asegura una muy larga vida útil, siempre y cuando sean usadas de la manera apropiada.

En todo caso, si no deseamos asumir riesgos llevando a cabo nosotros mismos la tarea de abrir la cerradura de la recámara, podemos acudir a los servicios de un cerrajero profesional.

Sin duda que sus conocimientos y su experiencia, aunados al uso correcto de las herramientas, nos garantizan la calidad, rapidez y seguridad del trabajo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *