Cómo abrir una cerradura de barra

Cómo abrir una cerradura de barra

Cómo abrir una cerradura de barra

 

Las cerraduras de barra son consideradas como la segunda seguridad que se le puede agregar a las puertas, rejas, ventanas y demás, pero el único detalle es que si no se posee la llave o de repente la hemos perdido no podremos abrirla así sin más, así que esto conllevaría muchos problemas en caso de que queramos acceder con emergencia a alguna habitación que presente este tipo seguridad adicional.

Cuéntanos ¿Presentas problemas para abrir una cerradura de barra? ¿Perdiste la llave? ¿Olvidaste sacar una copia como precaución? Que no cunda el pánico que hoy mismo conocerás diversos métodos que te permitirán abrir tu cerradura de barra sin ningún percance.

Quienes poseen esta clase de cerraduras están al tanto de la seguridad que puede brindarles al entorno de su hogar e inclusive trabajo, pues no es que no pueda ser violentada por algún extraño o ladrón que quiere colarse al lugar, pero sí que es posible que esa doble seguridad sea importante para que frustre la ejecución de un robo pues entre más difícil sea entrar, puede que de más chance de que alguien se percate de tales situaciones.

 

Cerraduras de barra

Tener una cerradura adicional que aporte doble seguridad para nuestro bienestar es una de las mejores opciones a tomar, pero ¿qué pasa si de repente se pierden las llaves? La verdad es que puede jugarnos una mala pasada si nos encontramos en tales circunstancias.

Las cerraduras de barra varían en cuanto a marcas y calidad, una de las más recomendadas son las que vende la empresa Philips por lo que si buscas una de calidad esta te servirá sin ningún problema.

Algunas de las características más resaltantes que posee son las siguientes:

  • Como son diseñadas para prestar doble seguridad, este tipo de cerradura solo puede abrirse con llave; ya si hablamos de otras maneras significaría más bien el tratar de desmontarla o abrirla con otro tipo de métodos que requieren herramientas como taladros, destornilladores, llave bumping, etc.
  • Por lo general, los de diseños de las cerraduras de barra son de acero.
  • Se instalan entre la puerta y el comienzo del marco de la misma para reforzar la seguridad.
  • Si quieres instalar una, lo recomendable es que lo hagas en los marcos de puertas de acero y no de madera; ahora, si se te ocurre hacerlo en una de madera esta debe tener al menos un grosor de 40 milímetros.
  • Lo ideal es colocarlas en lugares donde no se vaya a estar abriendo a cada rato la puerta, ventana o reja, puesto que cada vez que pases por ahí tienes que cargar a la mano las llaves para abrir.
  • Funcional para puertas de garaje o puertas que requieran doble seguridad por las noches.

 

5 formas de abrir una cerradura de barra

Tomando en cuenta de que si estás leyendo este artículo es para aprender a cómo solucionar por ti mismo el problema de quedarte sin llaves o que la cerradura de barra se atasque y no puedas abrirla, y que además no tengas dinero al momento para llamar a un cerrajero profesional, aprovecha este aprendizaje que sin lugar a dudas te ayudará mucho. Conoce los siguientes métodos que te salvaran de un dolor de cabeza y estrés:

  1. Usa lubricante: como todas las cerraduras, una excelente recomendación y que nunca puede faltar es el aplicarle lubricante para que su funcionamiento sea perfecto, de hecho, uno de los primeros problemas cuando se atasca una cerradura de barras se debe precisamente a eso, a la falta de lubricante.

     

    El procedimiento es bastante fácil, nada más necesitas aplicar un lubricante especial para cerraduras (no usar aceite de comer u otro porque podría dañarse la cerradura) y aplicarle a la llave un poco de polvo de grafito e ingresarla por el orificio de la cerradura, esto lo que hará es que pueda lubricarse todo el mecanismo de adentro. Por último, intenta abrir hasta que se destrabe la cerradura y ceda.

     

  2. Usa un taladro: es un método muy arriesgado, puesto que arruinarás el mecanismo de seguridad de la cerradura, pero sí o sí podrás abrirla. Para ello debes buscar una mecha que sea del tamaño del orificio de la cerradura, por lo general debe ser una pequeña y fina; lo que harás es taladrar por el ojo de la cerradura hasta destruir todos los pistones que mantienen cerrada la cerradura (es por eso que te comentamos que quedará inutilizable), de este modo quedará libre para poder abrir la barra.

     

  3. Utiliza ganzúas: así mismo, las herramientas de ganzúas son la magia que hace que prácticamente se pueda abrir cualquier tipo cerradura. ¿Cómo lo haremos? Muy fácil, primero debes colocar dentro del ojo de la cerradura por la parte baja la llave de tensión y presionar ligeramente; la ganzúa vas a introducirla por la parte del ojo de la cerradura y realizarás movimientos de arriba y abajo para ir levantando cada uno de los pistones que mantienen cerrada la cerradura. Cuando estén desbloqueados y nivelados todos, podrás rodar la barra para abrir.

     

  4. Revisa la alineación de la cerradura: para que una cerradura de barra abra a la perfección es necesario que esté completamente alineada, no sirve de nada que esté desajustada. Este tipo de casos se da cuando no se instalan bien o, por ejemplo, cuando cerramos de golpe constantemente, pues la cerradura termina recibiendo todo el daño y se desalinea.

     

    Revisa como esta montada la cerradura, si esta ha sido soldada y no sabes como desmontarla para volver a acomodarla debes llamar a un soldador para que te auxilie; ahora, si la cerradura de barra está sujeta con tornillos, usa un destornillador y retíralos para luego ajustarla del modo correcto e intentar abrir de nuevo.

     

  5. Quita las bisagras: si la cerradura se encuentra en una reja o puerta y no tienes más herramientas para poder probar con otro métodom puedes simplemente quitar las bisagras. Para ello, con la ayuda de una paleta de metal o cuchillo debes presionar hacia arriba cada una de las cabezas de los pernos de las bisagras; después, con la mano jala hacía arriba los pernos hasta sacarlos y poder ahora sí retirar la puerta con mucho cuidado.

La seguridad es lo primero, y disponer de una cerradura de barra hace que esta sea mucho mejor, por lo que te recomendamos siempre tener a la mano las llaves o en su defecto realizarles mantenimiento para que estás funcionen a la perfección y evites que se te traben o atasquen.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *