Cómo abrir una cerradura con llave dentro

Cómo abrir una cerradura con llave dentro

Cómo abrir una cerradura con llave dentro

 

¡Oh no! ¿Se te partió la llave dentro de la cerradura? ¿No sabes qué hacer? No pasa nada, no te preocupes ni te alarmes, hoy aprenderás a cómo abrir una cerradura con llave dentro, lo último que querrás es llamar a un cerrajero a que haga el trabajo por ti y te cobre un buen dineral por solventar tu problema ¿Cierto?

Es asombroso y parece mentira pero realmente que quede un trozo de la llave dentro de la cerradura es una de las situaciones que más seguido pasa, esto puede deberse a numerosas razones, desde que la cerradura esté oxidada, hasta el hecho de que la llave esté vieja, endeble o incluso, puede que con hacerle tan solo un poco de presión de más haga que se parta llave y la cerradura quede bloqueada, así que nada, bienvenido al club, todos alguna vez hemos pasado por este momento tan terrible.

Lo importante es tener el conocimiento sobre qué hacer en una situación así, tener las herramientas necesarias y la disposición por aprender, y la paciencia para lograr el cometido. Entonces, ¿estás preparado para abrir una cerradura con llave dentro? Apostamos a qué sí lo lograrás, ¡animo!

 

Razones por las cuales una llave puede partirse

Más allá de que tan solo la llave se parta dentro de la cerradura, realmente un escenario así puede deberse a diversas razones, algunas de ellas son:

  • La cerradura es antigua y su mecanismo es algo escueto, y si a esto le sumamos que nunca le realizamos un mantenimiento puede que por dentro necesite estar lubricada con un aceite especial para cerraduras. En una situación así puede que al ingresar la llave por el ojo de la cerradura notemos que se vuelva algo mañosa para abrir.

     

  • Otra de las razones, es que por lo general las llaves son frágiles, ¿en qué sentido? En que a pesar de que pensemos que son fuertes, de hecho, la mayoría de ellas son hechas con material de níquel o latón; es por ello que a veces notamos que se ven un poco dobladas cuando se han usado por mucho tiempo, y es aquí donde debemos tener precaución porque al usarlas en este estado estaremos a la tentativa de que en cualquier momento la llave se parta dentro de la cerradura.

 

Conoce las técnicas para abrir una cerradura con llave dentro

Antes de llamar a un cerrajero y pagar por su servicio intenta con precaución las técnicas que te presentaremos a continuación; toma en cuenta de que todas las cerraduras por dentro varían en cuanto a su mecanismo, y, además, debes evaluar qué tanto del trozo de la llave quedo dentro, de esta manera podrás elegir que técnica se ajusta más a lo que necesitas.

¿Listo para aprender cómo abrir una cerradura? Adelante, esperamos que te funcionen:

  1. Saca la llave con un alambre: para que funcione debes tomar en cuenta de que la llave partida debe sobresalir un poco por fuera de la cerradura (es decir, si no se nota nada de la llave partida, evita este método). Lo que vas a hacer es tomar un poco de alambre que sea fino pero muy resistente y que no se doble cuando hagas el proceso; ingrésalo por el ojo de la cerradura hasta el fondo e intenta que se sujete a uno de los dientes; después, puedes ejercer fuerza y jalar hacia afuera trayéndote consigo la llave.

     

  2. Saca la llave con una tijera: busca una tijera que no sea tan gruesa, más bien que sea lo suficientemente delgada para que pase por el agujero de la cerradura. Tal cual como se hace con la técnica de sacar la llave con el alambre, vas a realizar exactamente los mismos pasos (recuerda que solo funciona si la llave sobresale un poco de la cerradura).

     

  3. Tarjeta: todo un clásico para abrir puertas ¿sabes de que trata? Probablemente hayas visto esta técnica en alguna película o algo parecido, pues verás, lo único que tienes que tener a la mano es una tarjeta que sea de material resistente, pero ojo, no vayas a usar ninguna tarjeta bancaria, no querrás dañarla en el intento.

     

    Lo que harás es ubicar la tarjeta entre el marco de la puerta y el resbalón, empieza a ingresarla desde unos centímetros más arriba hasta que poco a poco vaya deslizándose hacia adentro y quede justo en el resbalón; a continuación, ejerce un poco de presión empujando el eslabón hacia adentro de la cerradura y al mismo tiempo también le das suaves empujones a la puerta hasta que abra.

     

  4. Saca la llave con un alicate: si la llave se partió y tienes la increíble suerte de que esta sobresalga tan siquiera un poco de la cerradura, toma el alicate o una pinza fuerte y sujeta la llave partida por la punta que apenas sobresale y jala fuerte hasta sacarla; claro está, evitando realizar un mal movimiento que haga que la llave se incruste más adentro de la cerradura.

     

  5. Saca la llave con un taladro: puede sonar un poco ordinario pero lo cierto es que es otra forma para sacar la llave. Debes contar con un taladro y una broca de 1.5 milímetros o en su defecto 2 mm y unas tijeras punta fina; ¿cómo lo haremos? Con el taladro realiza un agujero pequeño al trozo de la llave que ha quedado atascada dentro, después toma las tijeras y ubícala en el agujero que has hecho y jala hacia afuera.

     

  6. Llamar a un cerrajero: ¿probaste todas las técnicas y nada funciono? ¿La llave está mucho más atascada de lo que parece? No queda de otra que llamar a un cerrajero profesional, ellos poseen las herramientas necesarias para poder abrir cerraduras.

Así como se da el conocimiento sobre cómo abrir una cerradura en caso de que la llave se quede dentro, es necesario tomar ciertas precauciones para evitar que una situación así vuelva a pasarnos. Revisa cada cierto tiempo las llaves, apenas notes alguna grieta o dobles no uses más la llave, de hecho, aprovecha en sacar otra copia; por último, realiza un mantenimiento de las cerraduras para que no se atasquen las llaves.


 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *