Cómo abrir una cerradura con dos clips

Cómo abrir una cerradura con dos clips

Cómo abrir una cerradura con dos clips

 

Llegaste a este interesante tema porque probablemente has olvidado donde dejaste las llaves y la cerradura por ende está bloqueada, o puede que más bien quieras obtener conocimiento acerca de cómo abrir una cerradura en caso de que en un futuro quieras estar preparado ante una situación como esta.

Lo cierto es que en cualquier de los casos, lo más probable es que quieras evitar romper la cerradura por la desesperación de querer abrirla rápido, es por esta razón que existen numerosas formas de abrir una cerradura.

En este caso, hoy vas a aprender a cómo abrir una cerradura con dos clips ¿Lo crees posible? Pues te comentamos que sí se puede, así que ánimo, te invitamos a conocer todo lo referente a esta técnica para abrir cerraduras, qué precauciones tomar y cómo ejecutar el trabajo.

 

“Una herramienta tan pequeña y fina como un clip puede hacer que abras una cerradura bloqueada”

 

Precauciones antes de comenzar abrir la cerradura con dos clips

Ciertos puntos deben tomarse en cuenta antes de que comiences a realizar la apertura de la cerradura, y es por ello que para que todo el trabajo funcione debes considerar lo siguiente:

  • Primero que nada, debes ver en qué estado se encuentra la cerradura, lo ideal es que no presente oxidación de lo contrario, los engranajes pueden estar pegados y eso dificultaría la apertura de la cerradura.
  • Otro punto importante, es que no todas las cerraduras presentan un mecanismo de seguridad igual, hay que tomar en cuenta que hay cerraduras desde las más básicas hasta las más modernas, por lo que no vayas a pensar que con dos clips podrás abrir una cerradura por ejemplo de seguridad, no, nada que ver.
  • Si tienes cerradura sencillas o básicas esta técnica puede funcionarte.
  • Por último, abrir la cerradura requiere un poco de paciencia, cuando le agarres el truco verás lo fácil que es abrirlas.

Recuerda que la práctica hace al maestro, así que no te impacientes y tampoco salgas corriendo en busca de un taladro o cualquier otra herramienta que perjudique la cerradura o hasta el cilindro y marco de la puerta u objeto de la cerradura; evita a toda costa que el gasto por abrirla sea aún mayor y luego te toque salir en busca de un cerrajero profesional para que haga todo el trabajo y mucho más.

 

Técnica de los dos clips para abrir una cerradura

Aterrizamos al punto más importante de todo este tema y es el “¿Cómo vamos a abrir la cerrada con dos clips?”, puede resultar un poco loco, pero de hecho es uno de los métodos más efectivos y que a día de hoy siguen siendo funcionales y por supuesto te sacarán de cualquier aprieto por si no tienes a la mano unas llaves de repuesto para abrir la tan dichosa cerradura.

Así que nada, a continuación, sigue todos y cada uno de los siguientes pasos que te vamos a mencionar aquí abajo:

  1. Materiales: como punto principal, debes contar con dos clips y una tenaza o pinza que permita que más adelante les dé la forma que se necesita para abrir la cerradura. Por otro lado, los clips deben ser resistentes y no endebles, estos deben mantenerse firmes mientras se esté ejecutando la apertura de la cerradura, incluso si tienen una especie de plástico que le cubra, quítasela para que no incomode o haga que se trabe más la cerradura.

     

    Para que te hagas una idea de qué es lo se va a hacer, es prácticamente improvisar una herramienta tipo ganzúa ¿Sabes de que trata? Pues básicamente es como una palanca pequeña que se utiliza con otra pareja, y que a su vez ambas deben introducirse por el ojo del cerrojo; una de ella va a palanquear mientras que la otra cumple la tarea de ir poco a poco levantando cada uno de los pistones que contiene la cerradura y así esta pueda abrirse.

     

  2. Dales forma a los dos clips: este es un paso muy sencillo, tan solo debes desarmar cada uno de los clips, dejándolos completamente alargados. Para este paso debes recurrir a cualquier de las herramientas que mencionamos anteriormente, puedes usar tanto una tenaza o una pinza para estirar cada uno de los clips.

     

    Tomarás el primer clip y una vez estirado debes darle la forma de la letra “L”, para guiarte debes doblarla a unos 90 grados haciendo que quede en una especie de palanca (tendrá la forma de una llave de tensión de cerrajería).

     

    Con el segundo clip, teniendo en cuenta que también lo hemos desarmado y estirado, con una de tenaza o pinza debes hacer un dobles de 40 grados en uno de sus extremos para que así de esta manera le demos la forma de una ganzúa.

     

  3. Procedimiento: ¡Manos a la obra! teniendo las herramientas armadas, debes tomar el primer clip “llave de tensión o forma de L” e ingresarlo por el ojo de la cerradura (en la parte inferior) al mismo tiempo que ejerces un poco de presión hacia abajo. Ahora, con el segundo clip “la ganzúa” lo vas a posicionar por la parte superior de la palanca por la parte más fina.

     

    Seguidamente, en este paso con mucha paciencia y práctica debes mover ambos clips al mismo tiempo. Para ello, mientras giras la palanca en el sentido en que la cerradura deba abrir, al mismo tiempo debes mover la ganzúa con un poco presión hacia adentro para que esta poco a poco vaya levantando los pistones que hacen que se bloquee la cerradura.

     

    ¿Cómo sabrás que estás desbloqueando los pistones? Muy fácil, cada vez que logres liberar uno este va a emitir un sonido, una especie de “clic” que te hará saber si estás avanzando con el procedimiento. Recuerda que debes hacer el movimiento con ambos clips para que la cerradura pueda abrirse.

Abrir una cerradura sin llave no se trata de magia, pero sí que tiene sus truquillos para poder abrirlas en caso de que necesitemos con urgencia abrir una cerradura y no tengamos tiempo de esperar a un cerrajero.

 


 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *