Cómo abrir una cerradura atascada

Cómo abrir una cerradura atascada

Cómo abrir una cerradura atascada

 

Para abrir una cerradura de distintas maneras que se alejen al uso del modo tradicional que es la llave, puede deberse a distintas razones, aunque una de las primordiales sea que partamos las llaves o las perdamos en algún lugar recóndito del que no tenemos conocimiento o que simplemente las perdamos por despiste, lo cual es totalmente normal, a todos nos ha pasado, es un evento común y ya está.

Pero ¿Qué pasa si en este caso la cerradura se queda atascada? Si más bien su mecanismo interno comienza a fallar y en algún momento la cerradura termina por rendirse y queda atascada imposibilitándonos abrir, por ejemplo, la puerta del baño, del hogar o la habitación de dormir, sería terrible ¿verdad? Pues bien, la razón de este artículo es enseñarte a solucionar con tus propias manos el “Cómo abrir una cerradura atascada”.

 

Razones por las cuales una cerradura se atasca

Así como lo planteamos en un principio, no poder abrir una cerradura no solo se debe a perder las llaves, de hecho, se pueden enumerar diversas circunstancias de las cuales deberías chequear para que evites en un futuro una problemática como esta.

A continuación, conoce por qué una cerradura puede atascarse:

  • A veces pensamos que comprar una cerradura de puerta e instalarla ya con eso basta, olvidamos que estas requieren también de cierto mantenimiento como la mayoría de las cosas; siendo un objeto que posee un mecanismo muy peculiar. Cuando se trata de cerraduras básicas y complejas y que además durante todos los días siempre se están manipulando, tarde o temprano comienzan a dar problemillas desde los más manejables como hasta el hecho de tener que cambiar la cerradura porque ya no tiene remedio.
  • Las cerraduras pueden oxidarse, su material se puede fácilmente prestar para una circunstancia como esa; que se trabe por dentro y se atasque es muy común, pues su funcionamiento no se será el mismo como lo sería el de una nueva.
  • La falta de aceite o lubricante hace que cuando intentemos abrir con una llave esta se sienta atascada e intentar girarla para abrir se vuelve una situación imposible, pues por dentro los pistones no logran trabajar como debería.
  • Otra de las opciones más comunes es que se te rompa la llave por dentro, y esto puede deberse por varias razones, una de ellas es que la llave esté agrietada o un poco doblado o incluso por la misma falta de mantenimiento puede hacer que el ejercer fuerza por intentar abrir con llave esta se parta.

 

Aprende a abrir una cerradura atascada con los siguientes métodos

Por lo general, los métodos a emplearse pueden variar según el estado en que se encuentre la cerradura; puedes comenzar por los más sencillos y si no te funcionan, prueba con los más complejos.

  1. Se atascó con una llave: un problema super común, si contiene una llave dentro y esta partida, primero revisa si esta sobresale un poco del ojo de la cerradura, si es así, con unas tenazas jálala hacia fuera con mucho cuidado de no introducirla más. Ahora si la llave queda más adentro, puedes intentar con taladrar con una mecha pequeña y fina introduciéndola y dejando una marca leve en la llave, de manera que luego metas una tijera y la coloques justo en la marca hecha y con un poco de presión jalarla hacia afuera.

     

  2. Lubricante WD-40: es un aceite que sirve de lubricante tanto para cerraduras, cadenas, bisagras y mucho más; puedes conseguirlo en una ferretería o tienda de cerrajería, de hecho, no esta para nada mal tener uno en el hogar en caso de que se presente un problema como el de la cerradura atascada.

     

    Este tipo de lubricante viene con un tubo difusor rojo que tendrás que ubicarlo dentro del ojo de la cerradura e introducirlo lo más profundo para que llegue a todo el mecanismo; después, tendrás que rociar con el lubricante a través del otro extremo. No tengas miedo de presionar el botón del WD-40 pues cuando la cerradura está atascada lo que necesita es que se le dé un buen mantenimiento de lubricante. Ya con haber realizado los pasos anteriores, debes probar abrir la cerradura con la llave y listo ¡Problema solucionado!

     

     

  3. Quita las bisagras: si estas en apuro y no tienes tiempo para realizar procesos más complejos o no cuentas con herramientas necesarias para ello, opta por este método, así que nada, ubica las bisagras (casi siempre son entre 3 a 4) y con la ayuda de un cuchillo palanquea las cabezas de los pernos que se encuentran dentro para después con unas tenazas o las mismas manos jalarlas hacia arriba. Una vez hecho el anterior paso, toma la puerta con las manos con sumo cuidado y atráela hacia ti hasta sacarla por completo.

     

    Un detalle importante es que teniendo la puerta sacada podrás observar con más clama la problemática de la cerradura atascada y probar así con algún otro método para abrirla. Por último, para volver a montar la puerta debes volver a ubicarla y colocarle los pernos dentro de todas las bisagras.

     

  4. Quitar la cerradura: si notas que el problema de la cerradura es aún más complejo de lo esperado, puedes intentar quitando la cerradura para colocar otra nueva que funcione a la perfección, pero antes de ello, una vez quitada la cerradura atascada, revísala y aplícale lubricante, a veces pasa de que tan solo necesitan algo de mantenimiento para que funcionen con normalidad.

     

    ¿Cómo quitar la cerradura? Es bastante simple, debes quitar los tornillos que mantienen sujeta la cerradura, pero solo desde un lado del pomo para luego si ir desmontando poco a poco toda la pieza. Ahora después de que la revises y lubriques o decides montar una nueva, solo debes colocar una del mismo tamaño que la anterior y atornillarla.

Cómo puedes apreciar, son diversas las formas en que una cerradura puede atascarse, pero no hay que preocuparse que para este tipo de problemas la solución siempre está presente. Como tip final, si notas que no puedes abrir la cerradura o no cuentas con las herramientas, no dudes en llamar a un cerrajero profesional para que te asesore.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *